jueves, 23 de febrero de 2017

UN DIA SEXY.

Salí el viernes por la noche, así sin pensarlo. Llegué del trabajo agotado, no me apetecía nada y me apetecía todo. Me encontraba extraño, no sé como explicarlo, me senté, me levanté, preparé cena, me vuelvo a sentar. Estaba totalmente ajetreado.
Sin pensarlo más me fuí al armario, abrí las puertas de par en par y me dije: ahora te vistes con las prendas que mas te gusten, verás como te relajas.
Así fué.

Empecé por unos leggins muy ajustados, unas botas altas con buen tacón. Reconozco que solo con esto ya me sentía otra persona, comencé a relajarme, a sentirme cómoda, empezaba a ser yo.
Quizá vestirme con estas prendas, era lo que necesitaba.
Me puse delante del espejo, mirándome bien una y otra vez. Volví al armario, busqué la prenda que me faltaba, blanco, rosa, verde... No me decido. Ya lo sé, rojo. Leggins negros, botas altas negras, vestido rojo.
Escote asimétrico, de largo solo hasta mi cadera, insinuante, sexy. Perfecta.
Mirándome bien al espejo repetí en voz alta, así me gusta verte. Sexy, rompedora.

Ahora que ya  me siento bien, me voy a tomar algo, charlar con unas amigas y compartir gustos y sobretodo hablar de mi nueva tienda, www.doblesexy.com.

No te olvides en tus malos momentos de vestirte con las prendas que mas te gustan, te hacen sentirte mejor, te levantan el ánimo.

Gracias por leerme.

www.doblesexy.com
Para amantes de la lencería y el buen placer.




1 comentario:

Anónimo dijo...

Total mente de acuerdo con tigo amiga me fascina vestir de chica sexy aun que sea en la intimidad besos alexia